Adimark GfK y Fundación Paz Ciudadana entregan Índice correspondiente a últimos seis meses -->



Adimark GfK y Fundación Paz Ciudadana entregan Índice correspondiente a últimos seis meses


El Director de Adimark GfK, Roberto Méndez, y la Directora Ejecutiva de Fundación Paz Ciudadana, Javiera Blanco, dieron a conocer esta mañana los resultados del último Índice Paz Ciudadana-Adimark.

La investigación se basa en una muestra de 4.040 personas encuestadas de 25 comunas de la Región Metropolitana y 16 de otras regiones, entre el 15 de abril y el 8 de junio de 2011. El margen de error estimado es 1,55%.

El porcentaje de hogares víctimas de delitos de robo o intento de robo en los últimos 6 meses sube de 33,0% a 37,9%, es decir, un alza de 4,9 puntos porcentuales, entre diciembre de 2010 y junio de 2011.

Sin embargo, respecto del Índice realizado en julio de 2010, el porcentaje de victimización por delitos de robo o intento de robo en los últimos 6 meses se mantiene (la variación de 36,5% a 37,9% no es estadísticamente significativa).

En Santiago, el porcentaje de hogares víctimas es significativamente más bajo en comunas del área nororiente en comparación con las del área Surponiente (33,8% y 43,0%, respectivamente). Con respecto a la medición de julio de 2010 no hay variaciones significativas.

La encuesta también muestra que la mayoría de los hechos delictuales se producen en la vía pública y no son violentos.

Asimismo, el porcentaje de denuncia llega a su máximo histórico — 62,8%—, con lo que la “cifra negra” se reduce a 37,2%.

La percepción de “alto” nivel de violencia en el barrio disminuyó, de 29,3% en julio de 2010, a 25,1% en junio de este año.

Hay una alta concentración de la revictimización (víctimas de robo más de una vez), pues el 24,9% de los hogares en Chile concentra el 87,8% de los delitos.

Si bien entre Santiago y regiones no hay diferencias estadísticamente significativas, en el porcentaje de hogares revictimizados en Santiago sí se observan una diferencia significativa entre el área Surponiente y Nororiente. No obstante no se observan variaciones significativas con respecto a mediciones anteriores.

En cuanto al temor, el 13,9% de la población tiene un nivel “alto”, sobre todo en el nivel socioeconómico de mayores recursos, en los hogares de la Región Metropolitana y en quienes han sido víctimas de delito. En tanto, el 66,4% de la población tiene un nivel “medio” de temor y 19,7% “bajo” temor.

En comparación con junio de 2010, se observa una disminución significativa del “alto” temor en el nivel socioeconómico bajo (de 20,2% a 18,6%). Al contrario, en el nivel socioeconómico alto se observa un aumento significativo del temor (de 9,7% a 11,1%).

Las personas que han sido víctimas de algún delito han aumentado significativamente todas las conductas para evitar ser víctima de delito, tomando medidas de autoprotección como “dejar de salir a ciertas horas”, “dejar de ir a ciertos lugares”, “ha reforzado la seguridad de su casa (seguros, chapas, alarma)” y “se ha puesto de acuerdo con los vecinos para protegerse de la delincuencia”.

En la evaluación a las instituciones de seguridad, el Índice muestra que ambas policías siguen siendo las mejor evaluadas por la ciudadanía. El gobierno y el alcalde alcanzan notas superiores a 4, de 4,3 y 4,4 respectivamente. Luego vienen Fiscales del Ministerio Público (3,8), Jueces (3,4), Senadores y Diputados (3,3).

En general, la percepción del desempeño policial no ha variado significativamente. En junio de este año, el 40,5% de las personas que denuncian califica como “bajo” el desempeño, mientras el 35,5% lo evalúa como “alto”. Las evaluaciones de las personas sobre la actuación policial varían según si han tenido o tomado contacto con algún miembro de la policía. A mayor contacto con las instituciones policiales, peor es la evaluación sobre su desempeño.

Importancia del Índice Paz Ciudadana-Adimark:

La Fundación lleva 12 años realizando el Índice Paz Ciudadana-Adimark, la encuesta de victimización más antigua de nuestro país. El Índice permite conocer la evolución de delitos contra la propiedad y abarca temas tales como el comportamiento de las personas victimizadas hacia la denuncia y la evaluación que ellas hacen de las autoridades responsables de la seguridad ciudadana. Los resultados de esta encuesta se han convertido en una herramienta clave para “tomar el pulso” a la delincuencia a nivel nacional.