Noticias


Análisis de Paz Ciudadana: Cifra negra de delitos llega al 60,3 por ciento en el Gran Santiago en los últimos 6 años


Un alto nivel de personas que no están denunciando los delitos, y elevados niveles de inseguridad en las comunas del Gran Santiago, son parte de las conclusiones que Fundación Paz Ciudadana presentó esta mañana a delegados policiales de Latinoamérica, representantes de la Fiscalía y de ambas policías con el fin de discutir si efectivamente las estrategias de persecución y control de la criminalidad están rindiendo frutos.

En la reunión —que antecede a una Conferencia Internacional en la materia destinada a las autoridades y equipos de seguridad comunales que se desarrollará el 26 y 27 de julio próximo en Santiago— también se dio cuenta de una alta concentración de la victimización durante los últimos 6 años en comunas como Vitacura, Lo Barnechea, Las Condes, San Bernardo, Puente Alto e Independencia; y una importante actividad criminal en comunas periféricas como Lampa, Cerro Navia y Melipilla, tomando como referencia la Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana (Enusc), para el período 2010-2016.

“Hemos querido exponer estos datos para que se entienda cuál es el aporte que el análisis criminal puede entregar para la mejor toma de decisiones de persecución policial en los territorios, y también, para que se puedan generar capacidades en las municipalidades  en el ámbito preventivo. A la luz de los resultados, hay mucho que hacer para controlar y prevenir la criminalidad”, señaló el director ejecutivo de la institución, Daniel Johnson.

Concentración de la victimización 2010-2016

De acuerdo al análisis estadístico de la ENUSC, durante los últimos 6 años, el 27,6% de los hogares del Gran Santiago ha sido víctima de algún delito. Pese a todas las políticas de persecución, los mayores porcentajes se siguen concentrando en Vitacura (34,1%), Lo Barnechea (33,4%) y Las Condes (32,3%) en el sector oriente de la capital; San Bernardo (32,3%) y Puente Alto (31,8%) en el sector sur; e Independencia (31,2%) en el sector norte.

Las comunas menos victimizadas, en el mismo periodo de tiempo, son Paine (19,9%), Buin (20,3%), Talagante (21,0%), Padre Hurtado (21,8%), Peñaflor (23%), Colina (23,9%) y Melipilla (24,3%).

Alta cifra negra es preocupante

Un dato que no dejó indiferente a nadie es el alto nivel de cifra negra (no denuncia) que se observa en casi todas las comunas del Gran Santiago, ya que su promedio llega a un 60, 3 por ciento.

Los mayores porcentajes de cifra negra se observan en La Pintana (71,1%), Padre Hurtado  y Colina (67,4%), y San Joaquín (66,9%). Es decir, que en estas comunas sólo 3 de cada 10 delitos es denunciado.

En la vereda contraria están las comunas de Vitacura (41,8%), Lo Barnechea (45,8%), Ñuñoa (53,3%), Talagante (54,2%) y La Reina (54,4%). Es decir, que si bien las comunas de la zona oriente se presentan altamente victimizadas, también son las que más denuncian.

Robo con fuerza en las viviendas

Otro punto destacado por Fundación Paz Ciudadana frente a los delegados policiales, es la situación del robo con fuerza en la vivienda, uno de los delitos que mayor impacto tiene en el temor de las personas.

Según los datos, el 4 por ciento de los hogares del Gran Santiago en promedio, informan haber sido víctima de robo con fuerza en su vivienda en el periodo 2010-2016.

Los mayores porcentajes de hogares víctimas de robo en la vivienda se observan en las comunas de Lampa (8%), Cerro Navia (5,5%), San Bernardo y Melipilla (5,3%), mientras que los porcentajes más bajos se anotan en las comunas de Providencia (2,1%), Santiago (2,1%), Las Condes (2,3%), Ñuñoa (2,5%), Padre Hurtado (2,8%) y Estación Central (2,8%).

Participaron de la reunión:

Alfredo Chiang, Subdirector operativo de la PDI; Oscar Rosas, jefe de la región policial Metropolitana; Alberto Valdivieso, Country Manager de Motorola Solutions Foundation; Jorge Muse de la misma institución; Paulina Fernández, coordinadora regional de seguridad de la Región Metropolitana; Camila Alvear del Sistema nacional de análisis criminal y focos delictivos del Ministerio Público; Jorge Novoa, mayor jefe de la sección operativa del departamento de análisis criminal de Carabineros; Jorge Lee, presidente de la comisión de seguridad de la Cámara Nacional de Comercio (CNC); el coronel Miguel Cayetano agregado policial de la Embajada de Perú;  Jorge Guardo, secretario de la agregaduría policial de la Embajada de Colombia; Juan José Martínez de CEJA; y Luis Valenzuela del Centro de Inteligencia Territorial de la Universidad Adolfo Ibáñez