Directora Ejecutiva participa en Programa de Capacitación para la Implementación de Reforma Procesal Penal -->



Directora Ejecutiva participa en Programa de Capacitación para la Implementación de Reforma Procesal Penal


La Directora Ejecutiva de Paz Ciudadana, Javiera Blanco, participó como expositora del panel de seguridad ciudadana presentando su experiencia en la evaluación e impacto de la reforma procesal penal en temas de seguridad en Chile, en el “Programa Peruano de Capacitación para la Implementación de la Reforma Procesal Penal”, organizado por el Centro de Estudios de Justicia de las Américas (CEJA) y el Instituto de Ciencia Procesal Penal (Incipp), con el apoyo de la Suprema Corte de Justicia de Perú.

La inauguración de la actividad –que se realizó en Lima entre el 11 y el 14 de junio- estuvo a cargo del director ejecutivo de CEJA, Cristian Riego, así como del presidente del Poder Judicial peruano, doctor César San Martín Castro y del director ejecutivo del Incipp, Arsenio Oré Guardia.

El Programa contó con nueve módulos: El Estado de la Reforma en América Latina; Gestión de Tribunales; Gestión de Fiscalías; Gestión de Defensorías Públicas; Mesa Redonda sobre Proceso de Implementación; La Prisión Preventiva en la Reforma Procesal Penal; Capacitación en Cejacampus y Continuidad del Programa; Reforma Procesal Penal y Seguridad Ciudadana y Capacitación para la Reforma Procesal Penal.

El objetivo de este programa académico es ampliar el área de formación y participación de los actores del proceso de reforma en Perú y estuvo dirigido a profesionales del área del derecho vinculados con los procesos de reforma a los sistemas de justicia criminal en Perú y países cercanos que incluyó a abogados litigantes, profesionales que intervienen en el desarrollo de políticas públicas, en el trabajo en instituciones del sistema de justicia criminal, en el mundo académico o en organizaciones no gubernamentales.

Perú ha ido afianzando progresivamente la reforma emprendida en el año 2006 y, en sus primeros cuatro años, ha dado muestras objetivas de mejoras: mayor número de casos atendidos; menor tiempo para la solución del conflicto penal; mayor aplicación de las salidas alternativas; mayor eficacia en el juicio oral, público y contradictorio; un impacto positivo en el sistema penitenciario a nivel de la composición de la población carcelaria; y mayor eficacia de la Defensa Pública en el nuevo sistema. El modelo Procesal Penal peruano se está aplicando en forma progresiva y culminará su entrada en vigencia a nivel nacional el año 2013.