Fiscales, Jueces y Defensores de la VI Región se capacitaron en Tribunales de Tratamiento de Drogas. -->



Fiscales, Jueces y Defensores de la VI Región se capacitaron en Tribunales de Tratamiento de Drogas.


Este jueves 28 de junio se realizó la “Jornada de Capacitación en el marco de la expansión del programa de Tribunales de Tratamiento de Drogas en la Sexta Región”, organizada por el Ministerio de Justicia, el Poder Judicial, la Fiscalía, el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA) y Fundación Paz Ciudadana.

La actividad –que se desarrolló en el auditorium de la Corte de Apelaciones de Rancagua- se realizó ante la llegada, el 1 de julio de este año, de los Tribunales de Tratamiento de Drogas (TTD) a la VI y VII regiones, oportunidad en que los operadores del sistema de justicia deberán aplicar este modelo. En la actividad de capacitación se analizaron diversas temáticas como los Tribunales de Tratamiento de Drogas (TTD) como política pública innovadora; la experiencia internacional y nacional, y la relación entre droga y delito.

Esta iniciativa tuvo como objetivo reunir a todos los operadores del sistema y trabajar de manera coordinada e integral. En total, se congregaron los profesionales, cuyos equipos analizaron la implementación de los Tribunales de Tratamiento de Drogas en las distintas regiones en las que hoy funcionan desde la perspectiva de los equipos jurídicos y biopsicosociales.

El programa Tribunales de Tratamiento de Drogas (TTD) tiene como finalidad otorgar una oportunidad de tratamiento a una población que ha cometido algún delito asociado a consumo problemático de drogas, contribuyendo así a la disminución de la reincidencia delictiva, rehabilitación en el consumo de drogas e integración social. En definitiva, los TTD buscan facilitar la rehabilitación de los imputados que son consumidores problemáticos de drogas -por medio de la reinserción y las oportunidades- para contribuir sustancialmente a la seguridad ciudadana de toda la comunidad.

El año 2004 se instala el programa TTD en Chile con el apoyo de Fundación Paz Ciudadana y desde entonces dicha institución ha potenciado la implementación de los TTD en Chile, participando de varias maneras en este proyecto, ya sea capacitando a los equipos ejecutores, promoviendo visitas de expertos internacionales de países como Estados Unidos y Canadá, e incentivando viajes de capacitación de profesionales chilenos en el extranjero. Junto con ellos, ha realizado estudios, publicaciones y ha entregado apoyo a los operadores del sistema. A partir de ese momento, se ha realizado un trabajo interinstitucional a través de convenios para aplicar el programa en Chile.

La socióloga Javiera Cárcamo, investigadora del Área Justicia y Reinserción de Fundación Paz Ciudadana explica que los TTD ofrecen un tratamiento de rehabilitación a personas que cometen por primera vez un delito y cumplen con un perfil jurídico que les permite acceder a una suspensión condicional del procedimiento. Cumpliéndose estos requisitos, se procede al ingreso de usuarios al programa TTD. El mayor beneficio de este programa es que “al acceder al tratamiento se combate la causa del delito”, señala.

En la actualidad, los Tribunales de Tratamiento de Drogas funcionan en Chile dentro de la agenda ordinaria de los Juzgados de Garantía, mediante dieciocho proyectos que forman parte de esta experiencia en nuestro país; en la Región de Tarapacá, Antofagasta, Valparaíso, y Zonas Centro Norte, Oriente, Sur y Occidente de la Región Metropolitana. Debido los buenos resultados de este mecanismo desde el 1 de julio del presente año, se incorporan al programa las ciudades de Rancagua y Curicó, bajo un esfuerzo conjunto entre el Ministerio de Justicia, Poder Judicial, el Ministerio Público, Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA), la Defensoría Penal, Gendarmería, Sename y Fundación Paz Ciudadana.

El sistema penal debe ser promotor de nuevas formas de respuesta ante el delito, que otorguen reales posibilidades de reinserción a quienes hayan infringido la ley penal, para evitar altas tasas de reincidencia y el contagio criminógeno negativo que se da al interior del sistema intramuros. Se busca evitar que esas mismas personas vuelvan nuevamente a consumir droga y a delinquir, provocando daño no sólo a las víctimas, sino que también a su familia y entorno más cercano.

Este se enmarca en la salida alternativa al proceso penal de la suspensión condicional del procedimiento, en la cual, un consumidor problemático de drogas, que ha cometido cierto tipo de delitos, acepta someterse a un tratamiento de rehabilitación integral bajo estricta supervisión judicial. Durante el tiempo de la suspensión condicional, el usuario realiza las actividades propias del tratamiento, se somete a intervenciones en un centro de tratamiento, chequeos periódicos de consumo, y comparece mensualmente ante el tribunal para controlar el cumplimiento de la condición.

Al término del período el candidato egresa del TTD y es sobreseído definitivamente, quedando por consiguiente, sin antecedentes penales. Cabe recordar, la celebración de un Convenio Interinstitucional sobre Tribunales de Tratamiento de Drogas (firmado a fines de marzo del presente año), donde todas las instituciones suscriptoras se comprometieron a cooperar en la institucionalización del programa, a colaborar en el funcionamiento y ampliación del mismo.

Se transita de este modo, de experiencias meramente pilotos a políticas públicas concretas, evaluadas constantemente y con futuro reconocimiento legal. Se espera expandir el programa de Tribunales de Tratamiento de Drogas gradualmente a la totalidad del territorio nacional hacia el año 2015 y ampliar decididamente los mecanismos jurídicos, la incorporación de un mayor número de usuarios y la extensión de sus beneficios directos e indirectos.