Noticias


Fuerte trabajo de prevención comunitaria permite a Curicó mejorar sus niveles de victimización


Con 170 mil habitantes, un centro urbano en crecimiento sostenido y localidades rurales aledañas de gran actividad, Curicó se emplaza como una de las ciudades del país con los menores índices de victimización e inseguridad, según el índice de Fundación Paz Ciudadana- Gfk Adimark de 2017.

Los indicadores que señalan que la victimización por robos e intentos de robo llegó en los últimos 6 meses a un 28,7% —más de 10 puntos por debajo del promedio nacional (39,5%) — motivaron al director ejecutivo de esta institución, Daniel Johnson a conocer qué acciones están implementando las autoridades de la comuna, encabezadas por su alcalde Javier Muñoz (DC) y su equipo de seguridad municipal.

En una reunión entre los equipos de ambas instituciones en Santiago, se develó que el fuerte trabajo de prevención con la comunidad en terreno, un cambio en la gestión de la operación de los equipos municipales con mayor presencia en la calle y monitoreo, y la adaptación de novedosos métodos de denuncia, han logrado que la ciudad exhiba cifras muy por debajo que el resto del país.

Según explicó el alcalde Javier Muñoz, existe un fuerte compromiso de todos los estamentos municipales con el control de la delincuencia, lo que se traduce en la activa participación en los Consejos Comunales de Seguridad Pública.

“Los resultados obtenidos a nivel nacional no son fruto de la casualidad, sino que del trabajo de los actores que participan en la cadena de la prevención, de las policías, el municipio, organizaciones sociales, deportivas, culturales y de la comunidad, la cual ha entendido que aquí hay una corresponsabilidad, donde denunciar la ocurrencia de los delitos es muy importante”, señaló la autoridad comunal.

Alarmas en quioscos y colectivos

Además de la reorganización que se dio al trabajo del equipo de seguridad municipal —que incorporó nuevos vehículos, el contacto inmediato con los vecinos vía celular y la atención de niños y jóvenes en riesgo social— el municipio adoptó novedosos sistemas de alarma para avisar sobre la comisión de ilícitos en la vía pública.

El primero de ellos fue la instalación de dispositivos con sensores de movimiento en más de 40 quioscos de la comuna, que eran asaltados cotidianamente. Con esto, sobre todo en la noche, las pérdidas de mercadería de los pequeños comerciantes llegaron a su nivel más bajo, ya que al detectar movimiento se activan las alarmas con la central de seguridad municipal, permitiendo un rápido despliegue.

En tanto, 300 colectivos, radiotaxis y taxis de un parque de 1.200 vehículos de transporte, fueron equipados en una primera etapa con alarmas silenciosas, lo que permite a sus choferes avisar de inmediato si son víctimas de un atraco o si presencian uno de estos en las arterias por donde circulan. Estas medidas, además de mayores niveles de confianza con el sistema, llevaron  a aumentar las tasas de denuncia a un 72,4% en 2017, 17 puntos más que el resto del país (55,1%).

“Curicó ha adoptado acciones que vale la pena replicar en otras comunas. El fuerte trabajo comunitario en materia de prevención y la adopción de medidas simples, pero efectivas, han ayudado a disminuir la victimización y aumentar la tasa de denuncia, lo que es positivo para el sistema”, señaló Daniel Johnson.

Fotografía: El director ejecutivo de Paz Ciudadana, Daniel Johnson y el alcalde Javier Muñoz compartieron experiencias en Santiago.