Fundación Paz Ciudadana realiza el primer estudio sobre funcionamiento de las cárceles concesionadas -->



Fundación Paz Ciudadana realiza el primer estudio sobre funcionamiento de las cárceles concesionadas


La Directora Ejecutiva de Fundación Paz Ciudadana, Javiera Blanco, junto al representante del Banco Interamericano de Desarrollo, Koldo Echebarría, y la Ministra de Justicia, Patricia Pérez, inauguraron esta mañana el seminario “Cárceles concesionadas y el impacto en reincidencia”, oportunidad en que dieron a conocer los hallazgos del primer estudio sobre establecimientos penitenciarios privados en Chile.

El estudio “Evaluación del sistema concesionado versus el sistema tradicional, en la reducción de la reincidencia delictual” fue realizado por Fundación Paz Ciudadana, en el marco del concurso “Midiendo el Impacto Institucional en la Región de las Américas” (MIRA), organizado y financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). A la convocatoria del BID –que pretendió contribuir a la efectividad de las políticas públicas- se presentaron 131 proyectos, provenientes de 19 países y 124 instituciones. Chile presentó 14 proyectos de distintas instituciones, entre ellas Fundación Paz Ciudadana.

Un Comité de expertos de primer nivel mundial –entre ellos el profesor de criminología de la Universidad de Cambridge, el inglés Lawrence Sherman- evaluó los trabajos, de los cuales sólo cinco resultaron finalistas: Argentina (2 trabajos), Chile (1 trabajo), Colombia (1 trabajo) y Perú (1 trabajo). En cuanto a la metodología utilizada, consistió en un diseño cuasi-experimental, considerando una metodología cuantitativa y cualitativa de evaluación del sistema concesionado en materia de reinserción social y su capacidad de disminuir la reincidencia delictual. La evaluación considera a población egresada de cárceles bajo el régimen de concesión y cárceles administradas por el Estado. El estudio se enfocó en los establecimientos concesionados del Grupo 1, toda vez que son aquéllos que tienen un mayor tiempo de ejecución.

Principales hallazgos:

  • En la línea cuantitativa, el estudio muestra que en relación con la disminución de la reincidencia delictual no es posible establecer diferencias entre el paso por una cárcel concesionada y el paso por el sistema operado por el Estado.
  • Se observa una mayor proporción de otorgamiento de beneficios intrapenitenciarios en las cárceles operadas por el Estado, independiente del grupo de control considerado.
  • No se aprecia un patrón de comportamiento claro respecto a la participación de talleres laborales.
  • Particularmente la población sancionada a celdas de castigo, se aprecia que existe una proporción significativamente menor de internos sancionados a este castigo en cada uno de los Complejos Penitenciarios concesionados en comparación a los operados por el Estado.
  • Los principales hallazgos del análisis cualitativo apuntaron a la detección de nudos críticos en relación a la utilización del marco normativo de la Ley de Concesiones, y en relación a la provisión de la oferta en materia de reinserción social. En concreto, de acuerdo a las entrevistas realizadas a operadores, la Ley de Concesiones sería un marco regulatorio que no parece ajustarse a las realidades de la operación en materia penitenciaria y poco flexible.
  • En relación a la oferta programática prestada en los recintos concesionados, pudieron establecerse ciertos nudos problemáticos asociados a su contenido y cobertura. En concreto, se observó falta de una focalización de la oferta en aquellos grupos que presentan los mayores riesgos de reincidir y la falla de prestaciones especializadas de acuerdo a las necesidades del infractor.
  • Las percepciones de los internos en relación a la política de expansión de la infraestructura a través del sistema concesionado son positivas en relación a la mejora en las condiciones de habitabilidad que presentarían las cárceles concesionadas en comparación con las operadas por el Estado.
  • También presentan percepciones positivas en relación a la disminución de los episodios violentos entre internos en el sistema concesionado.
  • En materia de reinserción y rehabilitación, no se establecieron diferencias en las percepciones de la población penal, pues se encontraron relatos positivos como negativos en la materia tanto en las cárceles concesionadas, como en las operadas por el Estado.
  • En particular, en consonancia con los hallazgos anteriores, se pudieron establecer percepciones negativas tanto del sistema concesionado como de aquel operado por el Estado en aquellos segmentos de la población clasificados como medio y alto compromiso delictual, quienes, generalmente, serían objeto de escasas prestaciones.
  • Existe una percepción de bajo otorgamiento de beneficios intrapenitenciarios en el caso de los recintos concesionados, en contraparte con lo relatado por internos de recintos operados por el Estado.
  • En materia de disciplina, no fue posible arribar a diferencias existentes entre los recintos concesionados y los operados por el Estado.