Fundaciones Paz Ciudadana y San Carlos de Maipo presentan estudio sobre factores de exclusión de personas privadas de libertad


Una relación sistémica y profunda entre la cárcel y distintas formas de exclusión. Esta es la principal conclusión a la que arribaron las fundaciones Paz Ciudadana y San Carlos de Maipo al presentar un estudio sobre los factores de exclusión que muestran las personas condenadas a penas privativas de libertad en Chile, y que fueron sociabilizadas ante representantes de distintas instituciones públicas y privadas.

De acuerdo al estudio, la mayoría de los reclusos presentan de manera previa al encarcelamiento elevados índices de desventajas en materia familiar, educacional y de salud, junto con pobres prospectos en el mercado laboral, a lo que se suman condiciones de vida al interior de las cárceles muy desventajosas en comparación a las experimentadas por la población general.

“Estar cumpliendo condena es un factor coadyuvante al proceso de exclusión, ya que la imposición de una pena corporal de estas características aísla al condenado de la sociedad, convirtiéndose por ende la cárcel en la forma más radical de exclusión”, explica la abogada Ana María Morales, directora del área de Justicia y Reinserción de la Fundación Paz Ciudadana.

La encuesta —que abarcó 8 dimensiones— fue auto aplicada a distuntos grupos de internos bajo la supervisión de investigadores de ésta institución y de la Unidad de Derechos Humanos de Gendarmería de Chile, tanto a hombres como mujeres, en nueve recintos penales: Antofagasta, La serena, Rancagua, Concepción, Temuco, Puerto Montt, Santiago Sur, Colina I y el CPF de San Joaquín, alcanzando 2 mil reclusos.

En la fotografía: Ana María Morales, directora del área de Justicia y Reinserción de Paz Ciudadana, junto a representantes de instituciones públicas y privadas vinculadas a la materia.