Noticias


Más de 3 mil niños se verán favorecidos con programa para mejora de la convivencia escolar


Menores de kinder a cuarto año medio de cuatro colegios municipales de Peñalolén se verán favorecidos con un completo programa de intervención para mejorar  la convivencia escolar, la prevención de situaciones de violencia y la disminución de la sensación de inseguridad al interior de las salas de clases.

La iniciativa nace gracias al convenio de colaboración suscrito entre el municipio y Fundación Paz Ciudadana, y en la práctica implica que los especialistas de la institución asesoren y capaciten a los directivos, profesores y el personal paradocente de estos establecimientos en técnicas de prevención orientadas a optimizar las relaciones de toda la comunidad educativa.

Los establecimientos que serán beneficiados son el Liceo Antonio Hermida Fabres, el Centro Educacional Eduardo de la Barra y los colegios básicos Juan Bautista Pastene y Tobalaba.

Para la alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leitao este convenio “es una excelente noticia, porque medidas como ésta reflejan nuestro compromiso por la protección y prevención de los niños, niñas y adolescentes.  Consideramos que la escuela es un lugar excepcional para aprender a convivir, y también para aprender a ser ciudadanos, respetar a los otros como iguales en dignidad y derechos, a ser solidario y tolerante, y este apoyo es ideal para contribuir a esos objetivos”.

En tanto que el director ejecutivo de Fundación Paz Ciudadana, Daniel Johnson, afirmó que “las acciones de prevención de la violencia orientadas a los escolares impactan directamente en la mejora de la convivencia al interior de los colegios y en toda la comunidad, y es por eso por lo que como fundación apoyamos la iniciativa del municipio en esta materia”.

Las acciones que se desarrollarán tienen como foco la prevención de hechos de violencia mediante la atención focalizada de niños, niñas o jóvenes con factores de riesgo que los pueden llevar a desertar del sistema, además de la gestión y mejora de la infraestructura física, sumado al adecuado levantamiento y análisis de la información que los propios colegios generan.

Durante 3 meses, la Fundación asesorará a los equipos directivos de los colegios participantes, con especial atención en los encargados de convivencia y directores, mediante la capacitación en acciones que favorezcan una buena convivencia escolar.

La intervención contempla la identificación de los problemas de violencia que afectan a cada establecimiento, el diseño de una propuesta de trabajo flexible a cada realidad, su implementación y monitoreo; y la evaluación del plan para mejorarlo y extenderlo en el tiempo.