Paz Ciudadana y delincuencia en la CEP: “Tenemos un problema de inseguridad grave y persistente, pero no hay agenda”.


 

Tras conocer los resultados de la Encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP), correspondiente al periodo julio- agosto de este año, la Fundación Paz Ciudadana —a través de su directora ejecutiva, Catalina Mertz— señaló que “es evidente que el país tiene un problema de inseguridad grave y persistente, pero que no hay ninguna política sustantiva en agenda”.

Al comentar los resultados de la medición —que develó que la delincuencia sigue siendo por lejos una de las principales preocupaciones ciudadanas, y que incluso debería ser la primera prioridad en un futuro Gobierno— Mertz manifestó que las conclusiones en ésta área son concordantes con la realidad.

“La cantidad de delitos aumentó el año pasado, los delitos contra la propiedad son más violentos,  el alto costo de la violencia y el crimen para las empresas está incluso afectando nuestra competitividad como país. Hemos duplicado el gasto en seguridad, pero seguimos reaccionando al caso a caso, y sin mirar que detrás de gran parte de los delitos hay industrias delictivas operando, y pocas personas que cometen muchos delitos, y que prácticamente no existe la prevención temprana”, dijo la economista.

“Más de la mitad de las personas dice que la delincuencia y los asaltos es el problema al que más esfuerzo debiera dedicarle el gobierno. Esto ocurre en prácticamente todas las mediciones desde mediados de los noventa, es decir, es sistemático. A su vez, la nota que las personas le ponen a la gestión del gobierno en la materia baja significativamente de 2,6 a 2,1, el área peor evaluada. Esto también es sistemático, y se repite en todas las encuestas. La gente también pone a la delincuencia como el segundo tema que los alcaldes debiesen priorizar”, señaló Mertz.

Hoy —explicó la directora de Paz Ciudadana— “se sabe cuáles son las reformas que hay que hacer. La pregunta es qué tiene que pasar para que se emprendan. Hoy, no hay nada sustantivo en agenda”, enfatizó.

“La gente quiere que la disminución de la delincuencia sea la primera prioridad del país. Qué sacamos fijándonos en que tenemos una de las más bajas tasas de homicidio de América Latina cuando es evidente que tenemos un problema de inseguridad grave y persistente”, concluyó sobre los resultados de la encuesta.

Fotografía: Encuesta CEP julio-agosto 2016.